¡Dale a tu hijo tiempo de juego libre y sorpréndete de los beneficios!

Juegos
Foto: Naran Xadul
Foto: Naran Xadul

Todos los niños, desde bebés, tienen derecho a jugar el tiempo que sea necesario; es una necesidad básica para que tengan un buen desarrollo emocional, social y cognitivo, y mientra sea libre es ¡mucho mejor!

 

Karen Zaltzman, pedagoga y asesora de crianza, señala que el juego libre es cuando el niño juega sin ninguna imposición de alguien mayor que él; lo hace de forma espontánea, siguiendo su instinto y sin reglas. 

 

Es la oportunidad que tienen para gozar de muchos beneficios del juego libre como:

 

1. Expresarse y comunicarse con naturalidad.

2. Aprender a negociar, tomar turnos y hacer acuerdos con sus pares.

3. Tomar sus propias decisiones. Por ejemplo: Decidir cómo, qué y con quién jugar.

4. Probar sus propios límites y arriesgarse.

 

También reflejan su ejemplo de casa y aprenden a entender su lugar en el mundo a través de los juegos de roles, como se muestra en el siguiente video:

 

¿Qué pasa cuando un adulto interviene en el juego?

 

Cuando alguien mayor al niño interviene en el juego, deja de ser una actividad libre y se convierte en un juego guiado. Es decir, el adulto es quien diseña el ambiente en el que se va a jugar y pone las reglas.

 

Sin embargo, este tipo de actividad limita enormemente el potencial de aprendizaje que tiene cada juego, porque los adultos no entienden lo que buscan los niños para entender o resolver alguna situación.

 

Por favor, como adultos cuidemos y defendamos los tiempos de juego de los niños como una actividad esencial y central para el desarrollo y bienestar de nuestros niños.

Naran Xadul
Última actualización: Dom, 11/24/2019 - 00:24