10 maneras simples de hacer que tu bebé sea más inteligente

Estimulación
Foto: IG @bannortoys
Foto: IG @bannortoys

¿Sabías que el cerebro de los niños realiza más de un millón de conexiones neuronales por segundo, desde que nace hasta los tres años? ¡Es sorprendente!, ¿no crees? Y, para estimular este desarrollo, es de gran ayuda que como papás y mamás les demos las herramientas que le ayudarán a alcanzar su máximo potencial.

 

Para que un bebé aprenda y aproveche esta etapa al máximo, no significa que tengas que darle clases desde que nace, sólo tienes que poner atención en factores que influyen en el desarrollo de su cerebro como: las relaciones sociales, las experiencias y en el entorno. Además, existen actividades que les ayudarán muchísimo para lograrlo, como las siguientes:

 

0-6 meses

1. Miradas coquetas. El contacto visual es básico desde que nace. Cada vez que tu bebé esté despierto, míralo directamente a los ojos. Con esto construirá su memoria y te identificará.

 

2. Enséñale la lengua. Los bebés pueden imitar movimientos faciales desde recién nacidos, así que cuando intente hacer lo mismo que tú.

 

3. Juego de espejos. Coloca a tu hijo frente al espejo, al inicio pensará que se trata de otro niño, pero se divertirá al ver que su reflejo hace lo mismo que él.

 

4. Habla frente a él, así notará el movimiento de tus labios y tus expresiones faciales. Cuando menos te des cuenta, él te estará imitando y hará su mejor esfuerzo por comunicarse.

 

5. Cántale canciones, el ritmo de la música le ayudará a desarrollar esas conexiones cerebrales muy útiles para las matemáticas en un futuro.

 

6. Tapa tu cara con las manos y después quítalas haciendo un sonido. No sólo generarás risa, sino que aprende que las cosas pueden desaparecer y aparecer.

 

6 -12 meses

1. Esconde objetos bajo un plato o un bote y muévelos de lugar, al final pregunta en qué bote está el objeto. La idea es estimular su memoria.

 

2. Enséñale las texturas. Coloca una caja con objetos de diferentes texturas y frótalos sobre diferentes partes de su cuerpo como cara, manos, pies, brazos, piernas, etc, mientras describes cómo se siente: suave, áspero, etc.

 

3. Deja que toque su comida, que conozca las texturas. No sólo aprenderá cosas nuevas, sino que practicará su motricidad fina.

 

4. Cuenta cuentos. Puedes inventar tus propias historias poniéndolo a él como personaje o compra libros que vayan de acuerdo a su edad (hay algunos que son sensoriales y son de mucha ayuda)

 

Recuerda que todos los momentos cotidianos donde a los bebés se les muestra afecto, se les consola o se juega con ellos, son básicos para desarrollar cerebros fuertes y saludables; además, les ayuda a crear todas las conexiones cerebrales que les permitirán desarrollar habilidades para su futuro como: resolución de problemas, una mejor comunicación, autocontrol y establecimiento de relaciones.

 

Fuente: Zero to three, revisado por Karen Zaltzman, pedagoga y coach en crianza

Consuelo Hernandez
Última actualización: Vie, 11/29/2019 - 10:11