Tips para cuidar la piel de tus hijos en invierno

Consejos
Foto: IG @th3littlestavenger
Foto: IG @th3littlestavenger

¿Has notado que cuando empieza el invierno la piel de tu hijo se reseca mucho, e incluso, puede sentir más comezón que en otras estaciones del año? Esto se debe a que el cambio de temperaturas, la intensidad del sol y el viento dañan la piel de nuestros pequeños.

 

Por eso es importante que nos preparemos con algunas medidas que nos ayuden a cuidar la piel de nuestros hijos para que siempre esté hidratada y protegida.


 

1. Aplica  protector solar

El protector solar diario es básico para cada temporada del año, recuerda que los rayos solares pueden dañar la piel de los pequeños a largo plazo. Usemos uno que ayude a reducir las alergias en la piel causadas por el sol en esta época del año y que sea especial para niños/bebés.

 

Además, cuidemos que brinde una protección inmediata contra los rayos UVA/UVB, que esté aprobado por dermatólogos y pediatras y, obvio, que sea resistente al agua, como el producto Swim & Play, de Nivea Sun Kids. 

 

2. Baños cortos y tibios

Usar agua caliente y permanecer bajo el agua por mucho tiempo favorece la piel seca y agrietada, así como la comezón. Por ello, durante los meses de invierno es preferible que limites el uso de agua muy caliente y jabón en exceso. 

 

Lo ideal es usar un jabón blanco sin perfumes y especial para bebés o niños, y no usar zacate ni esponja, porque esto sólo lastima la piel.

 

3. Aplica crema humectante en la piel después del baño y antes de dormir

Una vez que los niños se sequen bien la piel, es importante aplicarles una crema humectante, de preferencia que no contenga perfume. Al hacerlo después del baño, ayudamos a que la piel atrape la humedad en la superficie.

 

También debe aplicarse antes de dormir, para evitar que la piel se reseque durante la noche; además, es una forma de prevenir la comezón o la sensación de “estiramiento” de la piel.

 

4. Vestir de acuerdo al clima

El viento, los rayos solares y las bajas temperaturas son los principales enemigos de una piel saludable, así que es importante cubrir la piel de los niños con ropa que los proteja como gorros, guantes, suéteres y bufandas.

 

Siempre es recomendable utilizar ropa 100% de algodón, sobre todo la que está en contacto directo con su piel.

 

5. Usa  humidificador en casa

Es necesario para mantener la humedad en el aire de la casa. Ayuda a  prevenir la piel seca, la comezón, la garganta seca y los sangrados nasales.

 

Recuerda que la piel de tu bebé es mucho más delicada que la tuya y debes poner mucha atención en su cuidado, sobre todo en esta época del año. 

 

Fuente: Dra. Orly Cheirif Wolosky,  dermatóloga de adultos y niños. Enfermedades de la piel, pelo y uñas.

Naran Xadul
Última actualización: Vie, 11/29/2019 - 17:21