¿Sabes por qué es importante vacunar a tu bebé?

Consejos
Foto IG: burtsbrisplease
Foto IG: burtsbrisplease

Sales del hospital, llegas a casa con un bebé chiquitito que sientes que se rompe de sólo verlo, el miedo de no saber si serás una gran mamá pasa por tu mente todo el tiempo. Tapas ventanas, esterilizas, pensando en todos los peligros que hay a su alrededor. 

 

Uno de esos grandes peligros son los virus, bacterias y toxinas que no se ven, pero cuando nos damos cuenta de ellos, puede ser ya una situación grave.

 

De sólo pensar en las vacunas de los bebés se nos apachurra el corazón, nos preocupa lo que sentirá durante la aplicación, es como una película de terror, aunque en realidad deberíamos de verlo al revés. 

 

Pero es más terror que un bebé se enferme, sin defensas en su cuerpo para protegerlo de enfermedades, como el rotavirus, la hepatitis, o la tuberculosis. Si queremos que su sistema inmune las genere, ese piquetito será el menor de los dolores. 

 

Los esquemas de vacunación están diseñados para que durante el primer año, tu bebé reciba toda la protección contra las enfermedades que ponen en riesgo su vida o lo pueden llevar a hospitalizarlo, es por eso que muchas de ellas tienen refuerzos, meses después, o incluso años, y no todas son inyecciones. 

 

Por ejemplo, la vacuna de rotavirus se aplica en forma de gotitas; eso es un gran alivio, especialmente cuando a los dos meses les tocan cuatro vacunas de acuerdo al esquema de vacunación, que se encuentra en la cartilla nacional de salud.

 

Las primeras vacunas que recibirá tu bebé son: BCG, para prevenir tuberculosis, la cual se aplica una sola vez al nacer. Hepatitis B, que se aplica al nacer, a los 2 meses y a los 6 meses. La pentavalente que previene 5 enfermedades como difteria, tos ferina, tétanos, poliomielitis, e infecciones por influenzae b; se aplica a los 2, 4, 6 y 18 meses. 

 

Rotavirus que previene la diarrea por rotavirus, se aplica a los 2, 4 y 6 meses, y es en gotitas. Y neumococo para prevenir infecciones por neumococo, a los 2 y 4 meses, con un refuerzo a los 12 meses.


Foto: NX

 

Muchas de estas enfermedades llegan a ser mortales para los bebés; por eso deben aplicarse de manera rigurosa en las fechas que se indican, sin saltarse ninguna dosis. 

 

En caso de que no se cumpla el esquema, no será posible contar con toda la protección que una vacuna puede otorgar, por lo que es necesario buscar un siguiente plan de vacunación con los médicos. 

 

Festeja cada nuevo mes de tu bebé y recuerda darle el regalo de su salud a través de la protección que le brinda la vacunación, mantente al pendiente de su esquema para que siempre esté protegido.

 

Fuente: IMSS, Secretaría de Salud. 

Naran Xadul
Última actualización: Jue, 12/19/2019 - 09:47